cultura_general

Última página:
Dances de Graus

Los bailes interpretados durante las fiestas de Graus tienen variado origen y responden a distintas justificaciones. La principal diferenciación entre ellos la provoca el aspecto formal. Mientras que dos de ellos están exclusivamente compuestos por hombres que utilizan de palitroques y espadas para su definición, el otro es un baile de composición mixta, de variadas mudanzas y menor recorrido histórico. Éstos son:

Baile de los Palitroques

Sucesor de los primitivos bailes de fertilidad que se interpretaban en los lugares de laboreo, los danzantes se golpean figuradamente con los palos. Únicamente se interpreta durante la Llega, la tarde del día 14 de septiembre.
Santuario de La Peña

 

Baile de las Espadas

De origen íbero para algunos autores, el baile de las espadas de Graus está considerada una de las manifestaciones folclóricas mas antiguas de España. Además de su carácter guerrero, a los bailes de espadas se les atribuyen otras cualidades: medicinales, por cuanto se les concedían propiedades curativas de algunos males y dolencias; para conjurar los espíritus que atraían las tormentas, al dar tajos al aire; e, igualmente, de fertilidad.

El baile se interpreta en tres mudanzas, tres coreografías muy diferenciadas conocidas como La cardelina, Taninana o Allá arriba y La culebreta.

 

Baile de las Cintas

El baile de las cintas es más moderno que el de los palitroques y espadas. Según la tradición oral, se introduce en la tradición grausina en la segunda mitad del siglo XIX (1.876), de la mano del grausino Vicente Mur y coincidiendo con la difusión de la polca por toda Europa. Se le relaciona con el antiguo y ya desaparecido baile de “las Sayas”, entroncado en los bailes alrededor del árbol-mayo, florido y con cintas, cuyo origen se remontaría a las sociedades europeas prerromanas.

El baile se acompaña musicalmente de una polca. Se han utilizado varias a lo largo de los años dependiendo de los grupos instrumentales que tocaban, pero son dos las que se han perpetuado en la tradición. “La polca Vieja” (interpretada con trompa de la Ribagorza y tambor) y “La polca Nueva” o “La Zaida”, interpretada por banda de música, y que es la que actualmente se utiliza.

Antiguamente, la bailaban la cuaderna “del medio”, ataviados con el tradicional “traje de volantes”, cambiando en 1947 a ocho parejas mixtas, y a su vez los trajes de danzantes por el traje tradicional grausino, una variante del aragonés.

Este baile se compone de las siguientes mudanzas:

  • “Las Cintas”, donde las parejas bailan en torno a un árbol-mayo, florido y con cintas, trenzándolas y destrenzándolas;
  • “El Pasamanos”, en el que los danzantes bailan en círculo cruzándose unos con otros y girando sobre sí mismos cogidos de las manos;
  • “El Canastillo”, en el que las ocho danzantas –luego los danzantes- se desplazan al centro del círculo para bailar girando alrededor de un aro;
  • “Los Saludos”, cuando las parejas una por una danzan por el interior del círculo saludando al resto de las parejas; 
  • Y, por último, “El Cruce” y “La Recogida”, donde las parejas abandonan la formación en círculo para adoptar otra de parejas seguidas, separándose en filas de hombres y mujeres, y cruzándose entre sí para acabar siendo recogidos por los repatanes y finalizar así el baile.

 

informacion


Del 12 al 15 de septiembre en honor al Santo Cristo y San Vicente Ferrer, están declaradas de Interés Turístico Nacional.

btn_camara
Ver fotos

btn_video
Ver video

FaLang translation system by Faboba