Iglesia de San Pedro de Villanova

Iglesia románica del S. XII

Es un edificio cuyo máximo interés radica en ser una muestra, aunque tímida, de la hibridación de las pervivencias lombardas y de las novedades jaquesas que se produjo en el valle de Benasque durante el siglo XII). Está construido en sillería dispuesta en hiladas regulares, salvo algún cuerpo añadido con posterioridad (como la sacristía). Presenta una sencilla planta de una nave, presbiterio muy desarrollado y cabecera semicircular orientada al este.

El acceso se realiza por el costado sur, a través de una puerta en arco de medio punto. Sobre ella hay un crismón trinitario, que según García Guatas es contemporáneo de la puerta. A los pies se eleva una espadaña de dos ojos de medio punto.

La pila benditera, semiesférica, presenta decoración de pencas en relieve y mano sujetándola en la parte inferior, como es habitual en las iglesias del valle (siglo XVII).

En fotografías antiguas conservadas en la sacristía de la iglesia pueden verse dos elementos desaparecidos. Por un lado el pequeño pórtico que protegía la portada, con acceso adintelado y cubierta a un agua (de carácter popular y construcción probablemente más tardía que la propia puerta).

Por otro, el coro alto que existía a los pies, del que destacaba la balaustrada de madera, con un interesante trabajo calado de filigrana y tracería de tradición gótica, datable probablemente en el siglo XVI.



coche
Acceso en
automóvil

llave
Acceso
restringido

Es un edificio cuyo máximo interés radica en ser una muestra de la hibridación de las pervivencias lombardas y de las novedades jaquesas que se produjo en el valle de Benasque durante el siglo XII

btn_camara
Ver fotos

FaLang translation system by Faboba